viernes, junio 15, 2007

Entramiento en tiempo frio



Ayer en la noche entrenamos como es habitual a las 8pm. Habia terminado de llover y el frio se dejaba sentir. Yo calculo que la temperatura debe haber estado entorno a los 4 o 5 grados.

Afortunadamente nuestros colegas del taekwondo habian dejado el dojo "temperadito", asi es que no nos hizo la desconocida.

Sensei Andrés, que se encargó del calentamiento inicial, nos mantuvo saltando mientras haciamos los ejercicios preliminares, de forma de aumentar el ritmo cardiaco, acelerar la circulación y llevar sangre tibia más rapido a los extremos de las manos y los pies. A pesar de ya haber comenzado a sudar profusamente, sentía los dedos de los pies muy fríos.

Creo que en estas oportunidades es muy apropiado y necesario realizar ejercicios especiales para lograr que el cuerpo se caliente completamente.

Recuerdo que cuando estabamos mas niños y luego de varios minutos de rebote y de ejercicio aeróbico, nuestro sensei nos obligaba a sentarnos y masajear con las manos los dedos de los pies. El ejercicio consistia en frotar vigorosamente los dedos de los pies entre las palmas de las manos, masajear las plantas de los pies con los pulgares y hacer rotar manualmente cada uno de los dedos del pie, para terminar golpeando suavamente con las manos, las plantas y dedos del pie. El ejercicio daba resultados inmediatos y el piso de madera que solía sentirse muy frío, ya no lo parecía tanto.

De igual forma, si el lugar de entrenamiento no cuenta con calefaccion propia, es muy conveniente realizar un entrenamiento que nos mantenga en constante movimiento para evitar que se nos vaya enfriando el sudor. Son recomendables en este caso, todos los ejercicios en pareja que involucran forcejeo y/o lucha, por sobre aquellos donde sólo uno de los contrincantes realiza el trabajo mientras el otro recibe las técnicas.

En gojuryu existen varios ejercicios de este tipo, de combate cuerpo a cuerpo, lucha en el suelo y ténicas de inmobilización. Sin ir mas lejos el "kakie", resulta muy efectivo para mantener todo el cuerpo en trabajo constante, acompañado por respiracion del tipo "go".

El entranamiento de kata también resulta últil, en especial la repetición enérgica de ciertas partes del kata, cumpliendo el doble propósito de mantener el cuerpo en moviento y de practicar la forma y la tecnica más clásica.

El tiempo frío no debiera ser excusa para suspender el entrenamiento. Con un trabajo adecuado durante la clase y tomando las precauciones para evitar el enfriamiento cuando terminamos, no debieramos tener problemas de lesiones o resfríos.